viernes, 18 de junio de 2010

Plataforma Excelencia

La PLATAFORMA EXCELENCIA se presenta en España con el objetivo de sacar a la luz
pública la desatención educativa de las Altas Capacidades Intelectuales.

La Plataforma Excelencia, “Plataforma reivindicativa por el desarrollo integral del colectivo de las altas capacidades intelectuales”, nace en el mes de octubre de 2009 como consecuencia de la
preocupación de un colectivo amplio de personas por la falta de atención generalizada en España al alumnado con altas capacidades intelectuales.

En la actualidad va en aumento el número de miembros, encontrándose entre ellos personas
pertenecientes a asociaciones de padres, fundaciones, además de por profesionales especialistas e
interesados en las altas capacidades intelectuales de toda España y de países latinoamericanos.
Entre sus objetivos está desmitificar y deshacer prejuicios relacionados con esta realidad.
Reivindica una mejora en la información y en la formación que conduzca a la desaparición de
estereotipos, tanto a nivel social como a nivel educativo.

Este objetivo es fundamental para crear un contexto favorable que mejore las alarmantes cifras que el Ministerio de Educación publicó en el año 2000 y que diez años después no han mejorado.
Sobre una estimación de 300.000 alumnos sólo habían detectados 2.000 casos, lo que supone que un 99,4% del total estaba sin identificar y, en consecuencia, sin atender. Por otro lado, el propio Ministerio cifró el porcentaje de fracaso escolar en torno al 50% y en torno al 70% de rendimiento escolar insatisfactorio.

Teniendo en cuenta que las Altas Capacidades Intelectuales se encuentran dentro de lo que se
denomina “Alumnado de Necesidades Específicas de Apoyo Educativo”, la falta de atención a esas
necesidades sitúa a este colectivo dentro de un grupo de alto riesgo de exclusión social.
La Plataforma Excelencia denuncia la marginación y discriminación educativa que este colectivo
está sufriendo, siendo especialmente preocupante el caso de las niñas.

Otra de las demandas que realiza esta Plataforma es la homologación de los informes o diagnósticos emitidos por profesionales altamente cualificados en este campo externos a la Administración.
Se tiene constancia de muchos casos en los que se niega validez a este informe y esto crea una falta de atención educativa a los menores, lo que obliga a las familias a entrar en largos procesos de denuncias administrativas, que en la mayoría de los casos son desatendidas inicialmente. Todo ello partiendo de supuestos que lesionan gravemente los derechos fundamentales del niño: la
infalibilidad de las herramientas de medida y de las personas pertenecientes a la Administración que las interpretan, generalmente sin la preparación específica en este campo.

La situación es insostenible para muchas familias que han tenido que acudir a los tribunales. En
ellos ha quedado demostrado cómo los centros privados poseen una mayor preparación en la
evaluación de estos niños y niñas, así como la falta de interés real de la Administración en atender adecuadamente a este tipo de alumnado.